Lo primero que he de decir es que he estado tres semanas con él puesto en la muñeca, una cosa que he mucho que no me pasaba y es que sinceramente el Pebble steel está muy bien pensado. Incluso me ha hecho pensar en comprar uno de los nuevo Pebble Time steel.

Os dejo esta review a ver qué os parece, para ver más fotos y contenido no tenéis más que viitar mi blog:

https://watchmod.wordpress.com/2015/...erece-la-pena/

El precio de este reloj en el momento de su lanzamiento, el modelo con brazalete, creo que estaba en 240 €. Este lo he comprado por 100 € completo, eso sí de segunda mano.

En primer lugar hay que decir que la caja ya da sensación de calidad, está bien terminada y bien pensada el exterior es todo negro y el interior contrasta al ser blanco radiante, con un compartimento para el reloj y otro con tapa para los accesorios y manuales.



Una vez fuera de la caja el aspecto del reloj y las sensaciones son muy buena. Me parece un diseño acertado y bien ejecutado. Durante la semana que lo he llevado ha llamado la atención. La caja está realizada completamente en acero y la pantalla de tinta electrónica está cubierta por un cristal mineral endurecido. Aún así su anterior dueño le dejó puesto un protector transparente, cosa que se agradece.



Los botones también son en acero y están muy bien integrados en la caja. Son fáciles de pulsar y dan sensación de resistencia. La trasera, también en acero, es atornillada y en ella se puede ver la resistencia del reloj al agua, junto al icono de la gota: 5 atm. Lo que para mí también es un extra ya que no hace falta tener cuidado al lavarte las manos o ducharte con el Pebble puesto.



El punto negativo del reloj es el brazalete que aunque tiene un diseño cuidado el acabado no es como debería. Por ese precio perfectamente podrían haber optado por un brazalete con eslabones macizos y no unos de chapa doblada con un cierre demasiado simple. La parte buena es que los pasadores que sujetan el brazalete al reloj son roscados y eso le da un poco más de seguridad.



Y ahora lo que hace al Pebble un gran reloj inteligente, su pantalla de tinta electrónica. Que además de, como podéis apreciar en las fotos, tener un magnífico contraste le proporciona al reloj una autonomía de hasta 7 días.



La iluminación es excelente y cumple a la perfección.



La carga del reloj se realiza mediante un cable USB que encaja con el Pebble mediante un par de imanes. La batería dura hasta 7 días, echo que puedo confirmar ya que después de una semana de uso diario y de trastear con el reloj.



El menú del reloj es muy muy sencillo de entender y se navega gracias a los cuatro botones ya que no es táctil.

Botón superior derecho: volver atrás

Botón central izquierdo: aceptar.

Botones superior e inferior izquierdos: arriba y abajo respectivamente.

Al Pebble se le pueden instalar infinidad de aplicaciones, juegos, utilidades… Que funcionan bien y no flaquean por la pantalla monocromo.



Como en el resto de smartwatch la pantalla es personalizable por si echas de menos los diales de los relojes tradicionales.



En definitiva el Pebble no sólo es un estupendo smartwatch, también es un magnífico reloj y lo que para mí, es el camino a seguir en el mundo de los relojes inteligentes de aquí en adelante. Cosa que esta marca ha demostrado con su modelo más nuevo el Pebble time que tengo muchas ganas de probar pero que de momento tendrá que esperar.

Para terminar os dejo las especificaciones técnicas del Pebble Steel:

Compatible con iOs 5 y Android 2.3 o superiores

Medidas de la caja: 34 x 33 x 10.5 sin contar botones

Medida de la correa o brazalete: 22m con final especial

Cristal endurecido

RAM: 512 mb

Batería 130 mah duración 7 días

Pantalla de tinta electrónica de 144 x 168 píxeles

Conectividad bluetooth 4.0

Acelerómetro y brújula