Página 1 de 6 12345 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 56

Tema: "¡ Wow.... La Tierra es redonda !"....dijo Leonov en el primer paseo espacial, del que casi no regresa (Muuuchas fotos e información)

  1. #1
    Forero de HdR Avatar de boga
    Fecha de ingreso
    06 abr, 11
    Mensajes
    9,911
    Me Gusta
    1,429
    3,440 Me gustas en 1,849 Posts

    Predeterminado "¡ Wow.... La Tierra es redonda !"....dijo Leonov en el primer paseo espacial, del que casi no regresa (Muuuchas fotos e información)

    El reflote de este hilo, de hace tres años, se debe a que he querido homenajear la desaparición de Leonov, actualizando las fotos del hilo, que Photobucket se las había cargado. Ha sido bastante trabajo subirlas a otro servidor, y cambiar todos los enlaces, pero creo que Aleksei se lo merece. El texto está tal y como lo escribí entonces.

    >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

    Hoy se han cumplido 51 años del primer paseo espacial. El 18 de marzo de 1965 (algo menos de 4 años después del primer vuelo espacial tripulado, de Yuri Gagarin, del que se cumplirán 55 años este próximo 12 de abril), Aleksei Leonov se convirtió en el primer hombre que salía al espacio con la única protección de su traje espacial.



    "¡ Wow.... La Tierra es redonda !".

    Esas fueron las primeras palabras que dijo Leonov cuando salió de la cámara de descompresión de la Voskhod 2, cuando vió el espectáculo que se abría ante sus ojos. Pero después de estos momentos de emoción, las cosas se le complicaron mucho; hasta el punto de que (en varias ocasiones y por varios motivos), estuvieron a punto de no poder regresar a la Tierra.

    Aprovechando este aniversario voy a intentar muchos detalles sobre ese vuelo (tremendamente accidentado), que a lo mejor muchos de vosotros no conoceis. Per antes voy a hacer un poco de recorrido histórico sobre la carrera espacial entre los Estados Unidos y la URSS, algo que marcó los logros de esa época. También intentaré explicar qué ha sido de la carrera de Leonov después de ese vuelo, que lo convirtió en un verdadero símbolo. Hay que decir que este éxito le ha hecho recorrer todo el mundo, y en uno de esos viajes tuve la oportunidad de entrevistarle para la televisión en la que trabajo. Este es otro de los motivos que me han llevado a hacer este hilo. Por último, no se puede dejar de hablar de sus relojes. Lo que pasa que en este hilo que estais leyendo ahora sólo hablaré de relojes que no estuvieron en ese vuelo concreto en el que se realizó el primer paseo espacial. es un tema muy controvertido, y quiero dedicarle más tiempo antes de confirmar lo que creo quue podré hacer en breve.

    Aviso que por delante teneis mucho que leer. Podría haber puesto muchos más detalles, pero no me he querido pasar demasiado. He intentado poner muchas fotos, para que no se haga aburrido. Pero no lo querais hacer con prisa. Creo que merecerá la pena.

    >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

    El primer paseo espacial de un ser humano fue el último hito de los soviéticos en la carrera espacial, que hasta entonces habían liderado.

    Fueron los primeros en poner en órbita un satélite (Sputnik). En octubre de 1957.


    Al mes siguiente, en noviembre de 1957, en otro Sputnik, orbitó el primer ser vivo (la perra Laika). Murió debido a que la cápsula se sobrecalentó, al no poder separarse del lanzador.


    Un episodio no tan conocido de la carrera espacial es que los rusos también fueron los primeros en hacer que unos seres vivos volviesen a la tierra. Las perras Belka y Strelka (siempre se utilizaban hembras en los viajes espaciales, y solían ser perros callejeros, más acostumbrados a las malas condiciones de vida), acompañadas de un conejo, 42 ratones, dos ratas, moscas, plantas y hongos, estuvieron dando vueltas a la Tierra durante un día en su pequeña arca de Noé: el Sputnik 5.

    Aqui se pueden ver las perras, dentro del Sputnik 5.


    El 19 de agosto de 1960, después de 18 vueltas a la Tierra (en las que Belka vomitó), los animales volvieron a la Tierra sanos y salvos.

    En la foto, se ven junto a su entrenador.


    Belka tuvo cachorros después del viaje, y uno de ellos (al que llamaron Pushinka) se lo regalaron a Jacqueline Kennedy, la esposa del presidente de los Estados Unidos.

    Aquí se ve a Pushinka, en los jardines de la casa Blanca.


    Los vómitos de los perros durante el vuelo hicieron que los responsables del programa espacial soviético limitasen el vuelo de Gagarin a una órbita terrestre, ante el desconocimiento de lo que le podría ocurrir durante la ingravidez.

    Después de más vuelos experimentales con perros, vino el primer viaje espacial de un hombre: Yuri Gagarin orbitó la Tierra el 12 de abril de 1961. El mes que viene se cumpliran 55 años. Dió una única vuelta a la Tierra, pero fue suficiente para convertirlo en una leyenda.

    Murió en un accidente de avión en 1968.

    Vamos a poner el primer reloj en el hilo. Como es bien sabido, el reloj que llevó Yuri Gagarin en su vuelo fue un Sturmanskie. No sufrió los rigores del vacío espacial, ya que Gagarin no se movió de su nave, pero se convirtió en un mito para los aficionados como nosotros.

    Tengo la suerte de tener un precioso ejemplar de la edición que se hizo con motivo del 50 aniversario del vuelo (aquí lo enseño con la NATO Bond que lleva en verano, que creo va muy bien con sus colores de dial).



    Los soviéticos también llevaron al espacio a la primera mujer astronauta (Valentina Tereshkova). Era junio de 1963.


    Los americanos siempre habían ido detrás hasta ese momento en la carrera espacial (una manera peculiar de hacer la guerra fría). El primer astronauta americano en orbitar la tierra (a bordo del Freedom 7) fue Alan Shepard. En mayo de 1961. Tres meses después de Gagarin.


    Todos estos logros se deben, en gran parte, a Sergei Korolev, el director del programa espacial ruso. Aquí lo vemos en una foto junto a Yuri Gagarin.


    Él fue el máximo responsable de los grandes éxitos que se consiguieron con todas las misiones Vostok y Voshkod. Aqui vemos una foto conjunta de todos sus tripulantes (se pueden distinguir fácilmente a Leonov, Gagarin y Tereshkova).


    Precisamente Tereshkova se casó poco después de su vuelo (en noviembre de 1963) con el cosmonauta que aparece a su izquierda en la foto anterior: Andrian Nikolayev.


    Pero Korolev murió súbitamente poco después (en 1966), y ese fue uno de los motivos del declive del programa espacial soviético.

    Los americanos no tardaron mucho en seguir los pasos de sus contrincantes soviéticos. Tres meses después de Leonov, Ed White, a bordo del Gemini IV, fue el primer astronauta de la NASA en hacer un paseo espacial, que duró casi el doble que el del ruso: 21 minutos.


    Es increíble lo moderna que parece esta foto del americano, comparada con las de Leonov (como ya vereis)

    Ed White murió posteriormente durante unas pruebas preparatorias de la misión Apollo I, junto a sus dos compañeros. Su Omega Speedmaster sobrevivió al incendio.


    En este enlace de la Wikipedia sobre la carrera espacial podeis ver muchos más detalles (y si quereis aún más información, clicad al artículo en inglés).
    La carrera espacial

    Pero el programa lunar ruso se puso en marcha tarde. La NASA cogió la delantera, culminando el primer alunizaje, en 1969, y las otras cinco misiones lunares.

    Aquí vemos a Buzz Aldrin en el primer viaje a la Luna, del Apollo 11.



    Pero bueno, antes de centrarnos en este primer paseo espacial de Leonov, hay que decir que su carrera no terminó aquí. Estuvo a punto de formar parte de misiones muy importantes (primer vuelo circunlunar, primer astronauta soviético a la Luna, etc), que se cancelaron. Finalmente, fue el comandante de la parte soviética de la primera misión espacial ruso-americana, en 1975 (con su famoso apretón de manos con el astronauta americano Thomas Stafford).


    Esta es la foto del equipo completo de la misión Apollo-Soyuz de 1975. De pie, los comandantes (Stafford y Leonov). Sentados: Slayton, Brand y Kubasov.


    Aquí se le ve en una foto oficial en 1975, durante el entrenamiento de esa misión conjunta Apollo-Soyuz, con un Omega Flightmaster en su muñeca.


    Antes de entrar a fondo en el tema espacial, y como esto es un foro de relojes, parémonos a ver lo que lleva Leonov: Precioso reloj este modelo de Omega, con un calibre 911 y características no habituales en 1969 (caja monobloque de 43 mm, doble indicación horaria, siete agujas y muy colorista).
    y Antonio Boga, en Flickr

    Después de finalizar su carrera como astronauta (se retiró en 1991), Leonov ha recorrido el mundo, dando conferencias sobre sus experiencias espaciales (además de ser embajador de marcas de relojes, entre ellas Omega).

    Aquí lo vemos junto a Stafford, en una visita al pabellón de Omega, en una feria.


    Leonov lleva allí otro Omega. Pero ahora es un Omega Constellation megaquartz, de oro. Especialmente dedicado a la misión conjunta que protagonizó.


    En la parte trasera lleva un grabado conmemorativo de esa primera misión internacional al espacio en la que participó, junto a Stafford y tres astronautas más.


    Como ya he dicho, el general Leonov no ha parado de recorrer el mundo explicando sus experiencias (así fue como tuve la oportunidad de entrevistarlo, hace unos años). Aquí lo vemos, con su uniforme militar, rodeado de unos niños.


    Y aqui, en una conferencia sobre su paseo espacial. Se aprecia en la pizarra de detrás un dibujo de la Voskhod 2, con la cámara de despresurización extendida.


    Como curiosidad, se puede decir que Leonov ha visto la muerte directamente en varias ocasiones, y no sólo durante el vuelo de su primer paseo espacial. Antes de eso tuvo un accidente durante un descenso en paracaídas. Leonov también habría muerto seguramente si su compañero de la misión Salyut 1, Valeri Kubasov, no se hubiese puesto enfermo antes del lanzamiento. Fueron sustituidos por la tripulación de reserva, que murió durante su reentrada a la atmósfera terrestre. También tuvo un accidente de coche, en el que su vehículo salió de la carretera y cayó en un lago cubierto de hielo, que se rompió. Pudo salvar a su esposa y al chófer. Y finalmente, sobrevivió al atentado contra Leonid Breznev en enero de 1969, cuando un hombre tiroteó una limusina durante un desfile, pensando que en el coche de Leonov iba Breznev. El chofer murió tiroteado.

    El coche era como este, usado por la alta clase política soviética: una limousina ZiL-41047.


    Un coleccionista ruso compró el coche tiroteado, y lo restauró, pero mantuvo los múltiples agujeros de bala que dejaron los disparos del coche tiroteado por Viktor Ilyin. Éste, un desertor del ejército, se disfrazó de policía e intentó matar al lider soviético durante un desfile para celebrar el éxito de la doble misión espacial Soyuz 4 y Soyuz 5.

    Leonov aún vive (tiene 82 años), y –como dije al principio- hace algo más de 8 años (octubre de 2007), tuve ocasión de entrevistarlo, con motivo de una Conferencia que dió en el Cosmocaixa de Barcelona, en uno de esos múltiples viajes divulgativos.

    Esta es una captura de la imagen de la entrevista que le hicimos.


    Aquí podeis ver el breve reportaje que hicimos (es en catalán, pero no creo que se os haga muy dificil entenderlo).
    Leonov a Cosmocaixa 4-10-2007


    Y esta es una foto que nos hicimos mi compañero y amigo Jordi (el forero Gagarin) y yo con Leonov, tras la entrevista.

    Si, con bigote, y un poco más de pelo.......

    Cuando lo entrevistamos, no sabía muchas cosas de su primer paseo espacial, que sé ahora. Y tampoco estaba tan interesado por los relojes, como para preguntarle sobre el reloj que llevó en ese paseo (algo que parece ser que no es lo que se ha dicho, pero eso lo explicaré en otro momento).

    >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>


    Todo era gloria sobre su primer paseo espacial, pero esta aura de perfección que rodeaba esa experiencia se ensombreció algo, una vez que los antiguos soviéticos explicaron detalles sobre la misión.

    No fue todo tan bien como parecía.

    Este es el logo de la misión Voskhod 2. Evidentemente, se destaca su principal objetivo: el primer paseo espacial que debía realizar un ser humano en el espacio exterior.


    El comandante de la misión, y piloto de la Voskhod 2 era Pavel Belyayev. Aquí lo vemos (a la derecha), en una foto oficial junto a Aleksey Leonov.


    Y aqui, los dos vestidos de astronauta (y situados a la inversa).


    En la foto se ven con el traje espacial ya puesto. Aquí teneis una foto detallada del Berkut (o Águila), tal y como se guarda en un museo ruso. Esta es su parte interior. Fijaos en el instrumento (un manómetro de la presión interior del traje) que se ve en el antebrazo derecho.


    El traje llevaba una protección térmica exterior (que es la que se ve en las fotos del EVA). Aquí se ve una foto de un miembro del equipo, con el traje puesto, durante unas pruebas. Sólo con su parte interior en la foto izquierda, y con la protección térmica ya puesta a la derecha (incluido el backpack de supervivencia, que era independiente del traje).


    Otra foto (esta en color), de las pruebas que se hicieron en tierra (pruebas que no sirvieron para evitar los problemas de aumento de presión interior en el traje que tuvo Leonov en su paseo espacial).


    En esta foto se ve una de las pruebas que se hizo del traje en ingravidez, utilizando uno de esos aviones de gravedad reducida, que consiguen reproducir la falta de gravedad durante breves periodos. Sin embargo, los problemas vendrían originados no por la falta de gravedad, sino por el vacío del espacio exterior.


    Aquí ya es el propio Leonov, el que se está probando el Berkut (poniéndose uno de esos guantes que tantos problemas le darían).


    Los dos astronautas, con el traje completo (aunque sin el backpack, que sólo iba a usar Leonov) puesto.


    La Voskhod 2, dispuesta para su lanzamiento en la torre de Baikonur.


    Belyayev (a la izquierda) y Leonov, en el autobús que los llevaba a la zona de lanzamiento.


    La Voskhod era una Vostok (como la que habían utilizado Gagarin, Tereshkova y varios cosmonautas rusos anteriores) modificada. Se habían puesto dos asientos, girados 90º respecto a la posición que ocupaban en la Vostok. Como podeis imaginar, no sobraba el espacio alli dentro.
    En primer lugar, Belyayev. Detrás, Leonov.


    Aquí podemos ver un diagrama de la Voskhod 2. A la derecha está el módulo de equipamiento. A la izquierda se ve del módulo de descenso. Se aprecia, a la izquierda de este, unos reactores (de combustible sólido) para frenar el módulo de descenso cuando bajase a la tierra (aunque ya venía ralentizado por los paracaídas). En las Voskhod aterrizaba el módulo completo (a diferencia de las Vostok, en los que los astronautas saltaban en paracaídas del módulo de descenso, ya que el aterrizaje en ellas era extremadamente violento).


    Pero lo que más destaca en el dibujo es el cilindro que sale hacia abajo en el módulo de descenso. Eso era una cámara de descompresión inflable (de lona), para que Leonov se aislase antes de salir al vacío exterior. Tenía una longitud de 2,50 metros y un diámetro interior de 1,2 metros. La llamaron Volga

    A diferencia de las Gemini americanas, en las que todo su interior quedaba expuesto al vacío cuando el astronauta salía a hacer el EVA (Extra Vehicular Activity), no era posible despresurizar la Voskhod en su totalidad, ya que las reservas de aire necesarias para ello hubieran aumentado de forma intolerable su masa, y también porque la aviónica se refrigeraba gracias a la atmósfera interna. Así que se decidió instalar un compartimiento estanco desplegable en el exterior. De este modo, el único aire que se perdería en el espacio sería el del compartimiento estanco, que llamaron Volga.

    Por otro lado, no había lugar para tres astronautas vestidos con trajes espaciales, elemento esencial durante cualquier despresurización, de modo que Korolev redujo la tripulación de tres de la Voskhod 1 hasta dos hombres.

    Esta foto da una idea del reducidísimo espacio interior de la Voskhod 2


    Y en esta otra, con los astronautas en su interior, la sensación de claustrofobia es aún mayor. Imaginad que por aqui tuvo que desplazarse Leonov para salir hacia la cámara de descompresión, equipado con su voluminoso traje espacial. Y en la operación de reentrada a la tierra, uno de ellos tuvo que ponerse en posición horizontal, para poder mirar con los instrumentos y fijar manualmente el punto de aterrizaje.


    Cuatro fotos del traje de Leonov, que está expuesto en un museo.

    En esta foto del lado izquierdo se ve que no lleva ningún instrumento en el brazo izquierdo (el recuadro es un espejo, para permitir ver ángulos muertos).


    Aquí se aprecia la tapa del traje exterior de protección térmica en el brazo derecho, que permitía consultar el manómetro integrado en el traje interno.


    Vista lateral, con el back pack ya colocado.


    Y trasera, para apreciar el equipo de supervivencia, independiente del traje (a diferencia de los americanos), que le permitía tener oxígeno para 45 minutos.


    En estos tres esquemas se puede ver la evolución desde las Vostok (a la izquierda), a la Voskhod 1 (con tres tripulantes, ya con la orientación cambiada) y a la Voskhod 2 (sólo dos astronautas).


    Aquí podeis ver una reconstrucción de la Voskhod 2 con la cámara de descompresión desplegada, y un maniquí representando a Leonov, saliendo al espacio. Se pueden ver, junto al módulo, los tanques de oxígeno que inflaban las cámaras hinchables de lona.


    Y aquí otro dibujo en que se ven los diferentes elementos de la nave, mientras se representa a Leonov en pleno paseo. Observad a Belyayev en el puesto de control, en el asiento derecho, los depósitos de oxígeno alrededor del módulo de descenso, y las dos cámaras destinadas a captar el momento histórico del primer paseo espacial; una sobre el cohete que iba a frenar el descenso, y la otra sobre el anillo de metal en la salida de la cámara de descompresión. La única misión de Leonov cuando estuviese fuera era recuperar esas dos cámaras, y hacer fotos de la Voskhod desde el exterior. Esto último le fue imposible realizarlo, porque su traje estaba tan inflado que le impidió doblarse para disparar la cámara que llevaba adosada al pecho.


    Una vez llegados, en órbita, a la posición en la que se iba a realizar el EVA, este era el proceso que se seguía para realizarlo.


    Observad que, en la figura 7, se ve que el astronauta que ha salido al exterior vuelve a la cámara de descompresión con los pies por delante (para cerrar la compuerta). Esto no pudo hacerlo así Leonov, que tuvo que entrar de cabeza.
    También se puede ver, en la figura 11, como la cámara de descompresión se separa del módulo, una vez los dos astronautas han cerrado la compuerta. La cámara de descompresión era desechable, y unos explosivos la enviaron al espacio cuando terminó de utilizarse, con Leonov ya dentro del módulo.

    Este diagrama lo he sacado de un magnífico libro que se llama "Russian Spacesuits", donde dan toda clase de detalles sobre todos los trajes espaciales rusos: los de antes y los de después de la Guerra Fría.


    Russian Space suits

    Despegue exitoso de la Voskhod 2. Rumbo a hacer historia.


    Todo fue bien al principio. Pese a las urgencias en los preparativos del vuelo (la carrera con los americanos apremiaba), la Voskhod 2 alcanzó la órbita prevista. Se desplegó la cámara de aire, y Leonov salió a través de ella al espacio.

    Aquí se ve una captura de imagen de Leonov, cuando este ya estaba entrando en la cámara de descompresión. Se ven sus botas.


    Y el contraplano de la misma imagen, tomada desde una cámara remota situada dentro de la cámara de lona. Se ve el casco de Leonov, con el backpack ya en su espalda.


    Aquí vemos otra reconstrucción de un museo, en la que se ve un maniquí que representa a Leonov, con medio cuerpo ya fuera de la cámara de descompresión Volga.


    Y aqui, otra en la que el maniquí ya está completamente fuera, aunque todavía no se han desplegado todo el cable umbilical.


    En esta pequeña maqueta se puede ver toda la Voskhod 2, con el módulo de equipamiento (cónico) en la parte de abajo, la esfera del módulo de descenso en medio, y la cámara de descompresión plegable extendida en la parte de arriba. De ella sale Leonov, unido a la nave por el cable umbilical.


    Poco más de cinco metros de cordón umbilical le unían a la nave.

    Según él mismo dijo, Leonov podía ver Grecia, los Balcanes, la península de Crimea, y el Báltico. En esta reconstrucción gráfica podemos hacernos una idea de como fue la escena.



    Y en este croquis, que pone sobre el mapa la órbita exacta de la Voskhod 2 durante el tiempo del paseo espacial de Leonov, podemos ver que se corresponde a la parte de la Tierra que dice que vió.


    El paseo era retransmitido en directo, y los periodistas que lo estaban siguiendo junto a la familia de Leonov, pudieron ver como su hijo pedía que por favor volviese a la nave. Y su padre fue más allá (según explicó el propio Leonov): "Gritó con frustración..... Todos los demás pueden completar su misión adecuadamente, dentro de la nave espacial. ¿Qué está haciendo, trepando sobre el exterior? Alguien debe decirle que tiene que volver a entrar inmediatamente. Él debe ser castigado por esto".

    Una foto histórica, en la que se enseña a familiares de los astronautas durante la retransmisión del paseo espacial.


    Aquí podeis ver un vídeo de este primer paseo espacial (de 12 minutos y 9 segundos) grabado desde una cámara que estaba fijada a la nave.



    Leonov dice que no recuerda exactamente lo primero que dijo cuando salió al espacio exterior. Pero las grabaciones que se hicieron se lo recuerdan. Sus primeras palabras fueron: "¡ Wow.... La Tierra es redonda !".

    El fotograma que veis de este vídeo se ha convertido en la imagen más famosa del primer paseo espacial de Alexei Leonov.


    En una (entrevista posterior ), dice que sus primeros sentimientos fueron los típicos que se esperan en una situación como esta: Que la Tierra era azul, el sol muy brillante, el cielo negro, que las estrellas no parpadeaban, como desde la Tierra. Y que sintió la profundidad.

    También apreció que la iluminación de la Voskhod era muy uniforme, ya que las partes de la nave que estaban en sombra eran iluminadas por el reflejo de la luz solar sobre la Tierra.

    Aqui vemos algunas fotos más de Leonov en su paso espacial.





    Además del tremendo contraste de temperatura que experimentó (las partes de su traje expuestas al sol alcanzaban 150º, mientras que las partes oscuras tenían estos mismos grados, pero negativos), los problemas empezaron pocos minutos después de estar flotando en el espacio.

    Una secuencia de tres fotos, en las que se ve a Leonov fotografiado ante el fondo de una Tierra cubierta de nubes.


    Leonov se dió cuenta que, debido a la diferencia de presión, su traje se estaba inflando excesivamente. Sus manos se escapaban de los guantes, y sus pies de las botas. Tan hinchado estaba el traje que ni siquiera pudo doblarse para activar la cámara que llevaba acoplada a su traje.

    En esta foto ya puede apreciarse, además del cordón umbilical que le unía a la Voskhod, como el traje de Leonov ya se había hinchado.


    A los 10 minutos, Belyayev le avisó que era el momento de volver a la nave.

    La órbita de la Voskhod 2 los llevaba a la parte de la Tierra alejada del sol, y a la oscuridad. Pero Leonov no lo iba a tener fácil. El traje tan hinchado casi le impedía moverse. Sus manos prácticamente se habían salido de los guantes, y estaban tan duros que apenas era capaz de tirar del cordón unmbilical para regresar a la nave.

    Aquí puede verse como estaban de inflados los guantes.


    Sin comunicárselo a su compañero ni -por supuesto- al control terrestre, para no aumentar el nerviosismo; decidió purgar cuidadosamente algo del exceso de oxígeno que había en su traje, mediante una vávula que había para casos de urgencia, y controlándo la presión con el manómetro que tenía en su brazo dereccho (y que no es un reloj).


    Además de poder sufrir un accidente de descompresión, Leonov sabía que podría estar arriesgando a quedarse sin oxígeno, pero no tenía elección. Si no volvía a la nave en los próximos 40 minutos, este se acabaría.


    Le fue imposible entrar en la cámara de descompresión con los pies por delante, como estaba previsto. Lo hizo, a través de la entrada de 1,2 metros de diámetro, de cabeza.

    Aquí podemos ver una captura de la grabación de la cámara exterior, en la que se ve a Leonov en una postura como la que tuvo que ponerse para entrar dentro de la Volga.


    Una vez dentro, tuvo que purgar aún más su traje, para poder doblarse y darse la vuelta (haciendo una maniobra acrobática en la estrechísima cámara) y cerrar la compuerta.

    Este dibujo muestra la postura ideal en la que tenía que haber salido y entrado Leonov.


    Belyayev pudo entonces igualar la presión, para que Leonov entrase en la nave espacial. Tuvo que hacerlo con extremo cuidado, pues el detector de oxígeno de la cámara de descompresión revelaba que el porcentaje de este gas era altísimo. Cualquier chispa les hubiese hecho saltar por los aires, en un accidente similar al que acabó con los tripulantes del Apollo I (aunque este ocurrió durante unos entrenamientos en tierra).


    Leonov estuvo 12 minutos y 9 segundos en el espacio exterior, y un total de 23 en condiciones de vacío (mientras hacía las maniobras de compresión y descompresión de la cámara). Los 18 meses de entrenamiento intensivo que había seguido para adaptarse a las condiciones de ingravidez le habían servido para sobreponerse a los imprevistos de una situación nunca antes experimentada en realidad.

    Otra representación del paseo espacial. Se ven perfectamente las dos partes de la Voskhod 2, así como la cámara de descompresión Volga y el corto cordón umbilical que unía a Leonov a la nave.


    Cuando se encontró con Pasha (que es como Leonov llamaba a Belyayev), este se sorprendió del sudor que había dentro de su traje de astronauta. Los esfuerzos que debió hacer para entrar en la nave, así como el aumento de presión al vaciar el traje y el extremo calor que hacía en la cámara de descompresión, hizo que Leonov tuviese un golpe de calor. Su temperatura interior subió peligrosamente, poniéndolo al borde del colapso. Según el mismo confesó años después, las gotas de sudor (ingrávidas) dentro del traje casi no le dejaban ver.

    Aquí puede verse este dibujo, donde estan representadas todas las partes fundamentales de la Voskhod 2.


    Todos estos problemas no fueron retransmitidos a la Tierra. Desde el momento en que la misión pareció estar en peligro, la televisión rusa suspendió las transmisiones desde la nave, y en su lugar pusieron el Réquiem de Mozart y el Primer concierto para piano de Tchaikovsky..... como preparando a los oyentes para malas noticias.

    Pero los problemas no terminaron cuando Leonov volvió del espacio. Las dificultades que experimentó al volver a entrar en la nave eran sólo el comienzo de una serie de emergencias graves que casi les cuestan la vida.

    Cinco minutos antes de que el retro-motor se encendiese, para alejarlos de la órbita y acercarlos a la Tierra, comprobaron que el sistema de guiado automático para la reentrada no funcionaba correctamente. Tuvieron que apagar el programa de aterrizaje automático y orientar la nave espacial antes de la reentrada de forma manual; y también seleccionar el punto de aterrizaje manualmente y decidir sobre el momento exacto y la duración del funcionamiento de los retro-cohetes. Esto era básico para fijar el ángulo exacto de entrada en la atmósfera: demasiado pronunciado y se quemarían al entrar en ella; pero si era insuficiente, rebotarían; perdiéndose en el espacio infinito. El aterrizaje tendría que llevarse a cabo durante la siguiente órbita, que los llevaría 1.500 kilómetros al oeste de donde se suponía que debían haber aterrizado. Y sólo tenían combustible para hacer una corrección.

    Trayectoria de la última órbita de la Voskhod 2. Estan marcados los momentos en que la tripulación recibió la orden de hacer la entrada manual, cuando se encendieron los retrocohetes y el punto de aterrizaje, a las 9:02.


    Para orientar la nave, Belyayev tuvo que ponerse en posición horizontal, sobre los dos asientos, para mirar por el ojo de buey. Leonov lo sostuvo, ingrávido, en esa posición horizontal. Fijado el punto de entrada, encendieron los motores, para entrar en la atmósfera. El módulo de aterrizaje se debía separar del módulo orbital 10 segundos después.

    Pero algo iba muy mal. Sentían como si los arrastrasen hacia atrás. Mirando por la ventana, se dieron cuenta, con horror, de lo que estaba sucediendo: Un cable de comunicación que conectaba el módulo de aterrizaje al módulo orbital, no se había soltado, y los hacía girar a su alrededor. Las vueltas incontroladas se detuvieron a unos 100 km de la Tierra, cuando la entrada en la atmósfera quemó los cables, y el módulo de aterrizaje se liberó.

    De repente, todo se calmó, y al entrar en las nubes, también se oscureció todo. El motor de aterrizaje se encendió al llegar a una altitud determinada, para frenar la velocidad de descenso. Aterrizaron a 2.000 kilómetros de Perm. El retraso de 46 segundos en activar los retrocohetes (debido a que tuvieron que buscar el punto de aterrizaje fuera de sus asientos), así como la altitud a la que volaron (que era 200 kilómetros más alta que la planificada) fueron las causas.

    Y cayeron sobre dos metros de nieve, en lo más profundo de Siberia.

    Activaron los explosivos que abrían la compuerta, que se movió, pero no se abrió. Había quedado bloqueada por una rama de los altísimos árboles que forman la taiga, el bosque boreal en el que habían aterrizado. Empujando violentamente, consiguieron abrirla.

    Sintieron el alivio de respirar nuevamente aire fresco. Más bien frío, porque la temperatura era gélida. Se abrazaron, felices de haber vuelto vivos a la Tierra. Belyayev salió de la cápsula y se perdió entre la nieve, en la que se hundía al andar.

    Los cosmonautas, junto al equipo de rescate, en medio del bosque (al fondo se ve el módulo de aterrizaje de la Voskhod 2).


    Voy a ir poniendo fotos posteriores a la historia que voy contando, para que se haga más distraido. Es decir, que en el texto se explicará que estaban sólos en el bosque, y a lo mejor ya se les ha visto esquiando.

    La taiga esta llena de osos y lobos, que en primavera estan más agresivos, ya que es la época reproductora. Sólo tenían con ellos una pistola, aunque sí tenían mucha munición. Empezó a oscurecer, y el viento helado comenzó a soplar.

    Miembros del equipo de rescate, talando árboles para hacer la cabaña en la que durmieron la segunda noche en la taiga.


    Aunque desde el control de la misión no sabían si los dos astronautas habían sobrevivido, sus familias fueron informadas de que habían aterrizado sanos y salvos, y que se estaban recuperando, para regresar a Moscú.

    Pero la realidad era muy diferente. Leonov y Belyayev no sabían si la señal de rescate que habían enviado al aterrizar había sido captada. De hecho, en Moscú no la recibieron, pero estaciones al otro lado del telón de acero sí lo hicieron. Y lo más importante, también la captó un avión que volaba cerca del punto de aterrizaje.

    Junto a Leonov, comunicando las novedades sobre el estado de los cosmonautas.


    Ya se sabía que habían aterrizado con vida. A las 13:44 se produjo en Radio Moscú el célebre aviso radiofónico del popular Yuri Levitan en el que anunciaba el éxito de la misión (evidentemente, está en ruso):

    Transmisión de la llegada de la Voskhod 2

    Un helicóptero civil, incapaz de rescatarlos, llegó sobre los dos astronautas, que empezaron a ver aviones que les sobrevolaban. Otro helicóptero aterrizó en un claro, a 5 kilómetros de distancia, pero el equipo de rescate fue incapaz de llegar hasta ellos. Desde uno de los helicópteros les lanzaron una botella de cognac, que se rompió al caer. Desde otros tiraron un hacha, pantalones y chaquetas (que quedaron enredadas en las ramas de los árboles, a los que no pudieron subir, ya que seguían dentro de sus voluminosos trajes espaciales).

    Leonov y Belyayev, con unos tubos de alimento preparado.




    Empezó a oscurecer. Fueron conscientes de que ese día no los iban a rescatar, y que tendrían que pasar la noche, solos, en la taiga. Se dieron cuenta que tendían que librarse de la humedad que tenían dentro de sus trajes espaciales, a causa del sudor que habían acumulado durante el vuelo. Todo ese sudor que había molestado a Leonov durante su paseo, y que circulaba libremente durante la ingravidez dentro de su traje, había bajado hacia sus pies al entrar en la gravedad terrestre. El sudor le llegaba hasta las rodillas. Pese al frío y al posible peligro de los animales salvajes, Leonov y Belyayev se desnudaron, para escurrir su ropa interior de todo el sudor que habían acumulado, y volvérsela a poner, ya que se hubiese congelado si no lo hubiesen hecho. Por suerte, nadie los vió en esta soprendente situación. Durante la noche llegaron a los 5º bajo cero.

    Durmieron como pudieron, dentro de la Voskhod, y los despertó el ruido del equipo de rescate, que había aterrizado a kilómetro y medio de la cápsula, a la 4:30 de la madrugada, pero al que le costó cuatro horas llegar a ellos, a causa de la vegetación y la nieve. Consideraron que era demasiado arriesgado subir a los astronautas a un helicóptero en vuelo, y todos tuvieron que pasar otra noche en el bosque, mientras despejaban una amplia zona para que pudiese aterrizar un helicóptero que los sacase de allí.

    El segundo helicóptero, esperando a Leonov y Belyayev (imagen sacada del vídeo, lo que explica su baja calidad).


    El equipo de rescate cortó alli mismo muchos árboles, e hicieron una cabaña para que los astronautas durmiesen más confortablemente. Y aún más importante: un helicóptero descargó un gran caldero, donde fundieron mucha nieve, y Leonov y Belyayev pudieron darse un reconfortante baño caliente.

    Por la mañana del segundo día, se calzaron unos esquís, y llegaron a una primera zona que se había despejado, a 1,7 kilómetros de distancia.

    Preparados para salir hacia el helicóptero que los sacaría de la taiga.


    Tanto Belyayev como Leonov tenían mucha experiencia en el uso de esquíes. Este último es siberiano.


    El primer helicóptero ya estaba a la vista.


    Desde allí, este helicóptero ligero los llevó al otro punto de aterrizaje, a 5 km, donde un helicóptero pesado los llevaría al aeropuerto de Perm, donde ya hablaron con Leonid Brezhnev.

    Los dos cosmonautas, hablando con los dirigentes rusos.


    Atendiendo a los primeros medios de información que acudieron a recibirlos.


    Desde Perm, los astronautas volaron hasta Baikonur (desde donde había despegado la Voskhod 2), donde los recibieron Gagarin y Korolev (el director del programa espacial ruso).

    Saliendo del avión que los trasladó a Baikonur.


    Leonov, con un ramo de flores.


    Y luego ya vinieron todos los desfiles y celebraciones por la hazaña.

    Belyayev y Leonov, en la limusina descubierta que los paseó en el desfile con el que los recibieron en Moscú.


    La prensa rusa nada dijo de todos estos problemas que tuvo la misión, que se han conocido muchos años después.

    Aquí teneis (en pdf) el Informe de Leonov a la FAI sobre su paseo espacial

    Y aquí, la secuencia de fotos que consta en la Federación Aeronáutica Internacional (FAI) como prueba del pase, al lado de ese informe.



    Para acabar, os voy a poner algunos vídeos que tratan sobre el tema.















    Bueno, espero que alguien haya llegado hasta el final. Siento haberos metido este rollo, pero lo que empezó como una curiosidad se ha ido complicando, y cada vez he querido ir contando más cosas (hoy mismo he añadido la foto de la boda de Tereshkova, y varias más). Sin duda alguna, es el post que más tiempo me ha costado hacer (prefiero no haber contado las horas que le he dedicado). Pero la verdad es que he disfrutado en esta tarea investigadora y divulgativa. Confío que os haya entretenido.

    Y el tema relojeril ha sido bastante marginal. El tema de los relojes que se llevaron (y los que no se llevaron) a esta misión merece un tratamiento aparte, y no me hubiese dado tiempo a publicar este post el día del aniversario del paseo de Leonov. Estoy acabando de recabar toda la información al respecto, y en cuanto pueda haré una segunda parte de este tema, dedicada sólo a los relojes.

    Evidentemente, dedico este post a Aleksei Leonov, un hombre al que conocí muy brevemente, pero por la impresión que me dió, y por lo que le he leído posteriormente, creo que es un gran hombre.

    Y lo hago volviendo a enseñar la foto que puse ayer, en la que muestro mi Gagarin frente a una foto del paseo espacial.

    Última edición por boga; 13/10/2019 a las 01:38

  2. Los siguientes 39 usuarios han agradecido a boga por este mensaje:

    aegon (22/03/2016),AmoryBlaine (30/03/2016),bada (19/03/2016),bcdf (19/03/2016),calibre36 (18/03/2016),Carmelo (19/03/2016),Chihiro (19/03/2016),Clavo (20/03/2016),Dartacam (20/03/2016),Eduwatch (22/03/2016),Gagarin (28/03/2016),gusyluz (17/04/2016),hori (20/03/2016),Incablock (19/03/2016),jalamillas (20/03/2016),javierturmis (19/03/2016),jmof10 (20/03/2016),jmpresidente (21/03/2016),KataclocK (19/03/2016),kurtuba (19/03/2016),latino (19/03/2016),leandroide (19/03/2016),macyng (20/03/2016),MarquesDeTous (18/03/2016),matacalvos (19/03/2016),Mr. Bones (20/03/2016),Nauj00 (19/03/2016),Nchmm (13/12/2016),nht (20/03/2016),nicochaves (21/03/2016),nikkho (20/03/2016),pescadorj (19/03/2016),Piggy (19/03/2016),Pulpware (25/03/2016),RafaCor (21/03/2016),REQ (19/03/2016),Superaton2 (22/03/2016),tucolino (19/03/2016),waltrapa (19/03/2016)

  3. #2
    Forero de HdR Avatar de MarquesDeTous
    Fecha de ingreso
    11 jul, 14
    Mensajes
    5,533
    Me Gusta
    1,199
    2,111 Me gustas en 1,389 Posts

    Predeterminado

    Impresionante, extenso y bien documentado hilo, una vez más. Ya tengo literatura para todo el fin de semana.

    Enhorabuena y gracias por el trabajo.




    P.D: Él Omega con calibre 911 de Leonov es una maravilla

  4. Los siguientes usuarios le agradecieron a MarquesDeTous por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  5. #3
    Forero de HdR
    Fecha de ingreso
    02 dic, 13
    Mensajes
    1,787
    Me Gusta
    511
    198 Me gustas en 168 Posts

    Predeterminado

    Le di al «Me gusta» porque no hay un «Me encanta».
    Muchas gracias por el virtual paseo espacial.

  6. Los siguientes usuarios le agradecieron a calibre36 por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  7. #4
    Forero de HdR Avatar de Spetsnaz
    Fecha de ingreso
    10 dic, 08
    Mensajes
    1,476
    Me Gusta
    77
    158 Me gustas en 120 Posts

    Predeterminado

    Spasiva Kamarada!!!

  8. Los siguientes usuarios le agradecieron a Spetsnaz por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  9. #5
    Forero de HdR Avatar de pescadorj
    Fecha de ingreso
    30 oct, 10
    Ubicación
    Zaragoza
    Mensajes
    1,679
    Me Gusta
    933
    804 Me gustas en 397 Posts

    Predeterminado

    Solo puedo decir INCREIBLE, que cantidad de información, gracias Antonio.
    Pescando, el tiempo parece detenerse....


  10. Los siguientes usuarios le agradecieron a pescadorj por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  11. #6
    Forero de HdR Avatar de bcdf
    Fecha de ingreso
    30 dic, 15
    Mensajes
    921
    Me Gusta
    905
    484 Me gustas en 276 Posts

    Predeterminado

    Es pec ta cu lar.
    Boga, gran trababajo. Gracias compañero por compartir.

  12. Los siguientes usuarios le agradecieron a bcdf por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  13. #7
    Forero de HdR Avatar de Carmelo
    Fecha de ingreso
    09 may, 11
    Ubicación
    En las montañas de la locura
    Mensajes
    6,724
    Me Gusta
    1,176
    2,764 Me gustas en 1,569 Posts

    Predeterminado

    .


    Un impresionante trabajo digno de la impresionante hazaña relatada.


    Te has salido del tó, como Leonov.


    Me descubro...

  14. Los siguientes usuarios le agradecieron a Carmelo por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  15. #8
    Forero de HdR Avatar de kurtuba
    Fecha de ingreso
    14 dic, 10
    Ubicación
    Córdoba
    Mensajes
    2,462
    Me Gusta
    794
    387 Me gustas en 248 Posts

    Predeterminado

    Una revisión digna de publicarse en un periódico o en una revista de tirada nacional. He aprendido y disfrutado mucho leyendo tu hilo.

    Por aportar algo adicional, os recomiendo el libro escrito al alimón entre el cosmonauta soviético Leonov y el astronauta americano Scott, "Two sides of the moon", que narra la historia de la carrera espacial desde el punto de vista de los dos bloques.

    Sólo añadir que es un lujo poder contar contigo en el foro, Boga. Muchas gracias por el trabajazo realizado y por esta estupenda aportación.

    Saludos, Kurtuba

  16. Los siguientes usuarios le agradecieron a kurtuba por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  17. #9
    Staff HdR Avatar de tucolino
    Fecha de ingreso
    08 nov, 12
    Ubicación
    Aviles,Asturias
    Mensajes
    4,921
    Me Gusta
    304
    1,418 Me gustas en 930 Posts

    Predeterminado

    alucinante,boga!!!que pedazo de hilo para neófitos,como yo en temas de la carrera espacial....

    muchas gracias por compartir,tocayo.

    saludos
    tony
    "Muchos de los que viven merecen morir, y muchos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos".
    Gandalf


  18. Los siguientes usuarios le agradecieron a tucolino por este mensaje:

    boga (19/03/2016)

  19. #10
    Forero de HdR Avatar de nicolson
    Fecha de ingreso
    02 sep, 14
    Ubicación
    Singapore
    Mensajes
    54
    Me Gusta
    23
    7 Me gustas en 7 Posts

    Predeterminado

    Pedazo de post....bien documentado y genialmente explicado.
    Un gran aplauso para ti.

  20. Los siguientes usuarios le agradecieron a nicolson por este mensaje:

    boga (20/03/2016)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •