Placentera cita mañanera diaria, hasta en puente. Uno se siente cuerdo entre tanto loco de lo mismo.