Sabado 10 de Junio de 1944 La Masacre de Oradour Sur Glane

A principios de junio de 1944 la división Das Reich recibió la orden de avanzar hacia la costa de Normandía, de camino se le encomendó la tarea de acabar con grupos de partisanos que se habían vuelto muy activos por la zona de Limoges, aquí en la ciudad de Tulle había una pequeña guarnición alemana de tropas auxiliares formada por soldados de avanzada edad no aptos para el combate en primera línea, que estaba siendo asediada por partisanos comunistas, parte de un regimiento de la división el Der Führer se separó de la división para ayudar a los sitiados, cuando llegó allí se encontró con que los 40 soldados de la guarnición que se habían rendido habían sido asesinados y sus cuerpos salvajemente mutilados.
Al mismo tiempo dos oficiales de la división, el comandante Kampfe y el capitán Gerlach fueron secuestrados por los partisanos, a Kampfe le fusilaron inmediatamente y Gerlach después de diversas peripecias pudo escapar y relató al jefe del regimiento coronel Stadler que en algún momento lo habrían llevado a un pueblo llamado Oradour-su-Glane. Se emplazó al comandante Diekmann que se desplazara a dicho pueblo con una compañía a investigar. De camino a Oradour esta compañía se topó con una pequeña unidad sanitaria alemana, cuando se acercaron pudieron comprobar que habían sido atacados, los heridos habían sido rematados en las ambulancias y al personal médico lo habían atado a los vehículos y posteriormente los habían prendido para quemarlos vivos.
Todos estos acontecimientos pudieron provocar a Diekmann y sus hombres una ira que acabó con la muerte de tantos inocentes.
Cuando llegaron a Oradour condujeron a la población a la iglesia y la prendieron fuego, 642 personas incluidos 207 niños murieron abrasados o fusilados.
Cuando Diekmann regresó a su regimiento, su superior el coronel Staedler montó en cólera y comunicó al jefe de la división general Lammerding los hechos instando a la mayor brevedad la celebración de un consejo de guerra contra el comandante Diekmann por los sucesos acaecidos en Oradour, sin embargo dos días después éste comandante moriría en el frente por lo que no se pudo celebrar el consejo de guerra propuesto.

NOTA: Los grados de los oficiales implicados en el caso los he traducido del alemán para una mejor comprensión.

En conclusión; todas las guerras son horribles y se cometen actos de salvajismo que no tendrían ninguna lógica en tiempos de paz, en este momento hay dos guerras; Ucrania Y Gaza y estamos hartos de ver cómo la población civil es la que mayormente sufre las consecuencias de esta sinrazón.

3 Likes