La pequeña historia de un reloj raro: Obayardo

Una marca de origen francés
(Albert VILLON fundó el primer taller BAYARD, la fábrica en la que se hacían los despertadores. Bayard es el apellido del “Caballero sin miedo y sin tacha” y la marca estaba orgullosa de la solidez de los despertadores que fabricaban, esos tiempos en que algo debía durar por encima de todo. Puedo decir que pesa un quintal.
Cerró en 1989)

En 1960 vendió una cadena de montaje a España y se instaló en San Sebastián donde se fabricaron los “Obayardo”.

Por supuesto hay mucho mas por escarbar, pero la historia de hoy viene porque la semana pasada en una de mis “cervecerías de cabecera” la mujer del dueño sabiendo y habiendo padecido sobre mi afición a los relojes me comentó que tenía un despertador de los 60 que era de su madre y no funcionaba.

Nunca había oído la marca, pero no puedo resistirme a una buena historia relojera. Le comenté que los relojes mecánicos en general suelen tener averías muy concretas y que casi siempre es posible repararlos, otra cosa es encontrar las piezas o que el costo compense.

Me enseñó una foto y me puse a ello, a veces es mas sencillo y barato encontrar un reloj donante para intercambiar piezas.

Dicho y hecho, encontré uno funcionado y por un precio muy bajo y lo compré.

Las opciones que le propongo ahora son cambiarlo sin mas o emplearlo para un trasplante.

Este es el reloj que acabo de recibir, funcionando, y creo que mas sesentero no puede ser. Si no lo quiere me lo quedo.

Solo añadir que el despertador no lleva timbre ni campana ni nada, al llegar la hora ejecuta una melodía similar a esas cajas de música de cuerda que es lo que sospecho que lleva dentro. En realidad estoy como loco por destriparlo.

6 Likes

Qué bonito es, me encantan esos diseños.

1 Like

Pillo sitio. Muy bonito y con un aire sesentero por los cuatro costados.

1 Like

Joe … saca fotos del despiece … esta es para pillar palomitas y disfrutar :popcorn:

1 Like

Primero tengo que preguntar a la interesada. Si lo quiere así ya no hay nada que hacer.

Edito: Las buenas noticias es que lo podré destripar en breve.

Interesante lo de la cajita de música para los que no soportamos los despertares bruscos.

1 Like